Ana y David, una boda en el museo

Hace no mucho os contamos la historia de esta pareja, de cómo les conocí y cómo llegamos hasta su boda en el museo, una boda diferente y especial, en un entorno mágico y con mucho mucho arte. Ser su wedding planner, organizar la boda y acompañarles desde el primer momento fue todo un honor. ¡Gracias Ana por confiar en mi!

Para vestirse y pasar allí su noche de bodas Ana eligió Finca de Los Arandinos, un hotel-bodega del cual somos fans y en el que nos sentimos ya como en casa. Un espacio increíble del cual os hemos hablado anteriormente en la boda de M+S y en la boda de P+M.

Boda-museo-Sweet-Emotion-128

Emma, la princesa de nuestro cuento e hija de Ana y David, acompañó a su mami en los preparativos y esta es la primera foto “oficial” que vi… aún se me saltan las lagrimillas de ver su cara de emoción, emoción al ver a su madre así de radiante y decirle “mami, ¡tus zapatos son de plata!” porque los suyos eran de oro como los de las princesas.

Acompañé a Ana en todo el proceso de búsqueda de look, nos volvimos locas buscando en Pinterest vestidos con un aire industrial, años 20, buscando peinados y tocados, y fui testigo del encuentro del que fue finalmente su vestido… una maravilla cuando una novia, y ahora amiga, te confía algo así.
El vestido elegido fue de Pronovias y el peinado fue obra de nuestras amigas de Esenzza Estilistas. El ramo fue un bouquet de hortensias en tonos morados y para llevar los anillos ideamos un porta alianzas que hicimos con un libro y que quedó así de mono!

Boda-museo-Sweet-Emotion-129

El lugar elegido para la ceremonia al aire libre y celebración fue el Museo Würth, que para los que no lo conocéis es una joyita que tenemos aquí en La Rioja, un museo de arte contemporáneo en una zona industrial. Desde aquí agradecemos al Museo Würth que nos permitieran realizar la boda en el museo, en un entorno tan especial rodeados de obras de arte y sobre todo a ese personal maravilloso que nos facilitó tantísimo el trabajo.

Antes de que llegara Ana, nuestra fotógrafa Noelia Jiménez subió a David a la azotea con la excusa de hacerle unas fotos entre las ramas de una instalación de Carlos Villoslada. Fue entonces cuando, sin él saberlo, Ana salió a la terraza y apareció a lo lejos.
Ese momento… esa emoción de un first look… verse uno al otro a solas… de lo más bonito que he vivido en mi experiencia como wedding planner en La Rioja.

Boda-museo-Sweet-Emotion-33

De Ana hemos hablado pero… ¿y nuestro novio? Auténtico con su pajarita azul y camisa estampada!!

Y antes de bajar a la ceremonia, aprovechamos nuestro museo para hacer fotos tan bonitas como estas. Mi preferida la de ellos delante de la obra del vaciado de la facultad de Bellas Artes de Juancho Arregui.

¡En el próximo post os contamos todo sobre la boda de esta pareja!

2 Comentarios

  1. Pingback : La boda de Ana y David, una boda industrial en el museo Würth Sweet Emotion

  2. by NinaGades on 28 enero, 2016  10:38 pm Responder

    ¡Me encanta la luz! Preciosas fotos

Deja una respuesta

Your email address will not be published.