Boda S&A, vámonos de viaje!

Hace una semana tuvimos otra boda, de nuevo una amiga… y es que chicas, estamos en la edad! Hasta ahora teníamos alguna boda suelta al año, y de repente, se te casan las amigas de 4 en 4.

En este caso mi amiga no se casaba en España, y es que su ya marido es italiano… y es allí donde viven y donde decidieron casarse! En un sitio a-lu-ci-nan-te de bonito, que si no conocéis os recomiendo muy mucho! Bérgamo! Es una de esas ciudades en las que te sientes como en un cuento, en las que mires a donde mires todo está cuidado y precioso…

Y bueno, pues allí que fuimos, con la maleta llenita de detalles para su boda dispuestos a ayudarles en su viaje!

Juntos han pasado por varias ciudades, viviendo y de paso, les encanta viajar y todo lo que tiene que ver con ello, así que Soraya y Alessandro tenían muy claro cual era el tema de su boda.

Diseñamos para ellos un logo con un globo antiguo, con sus nombres en un bocadillo, el cual íbamos a utilizar en varias cositas de su boda.
La primera fue este bastidor portaalianzas, en el cual estampamos la imagen y con un lacito pusimos las alianzas.


No podía faltar un sello para estamparlo todo! en realidad hicimos dos, uno con el logo y el segundo con la fecha, y con los dos estamparon entre otras cosas, las etiquetitas que acompañaban a los detalles que dieron y unos sobres con información de la ciudad que nos dieron al llegar.


También les hicimos una tote bag para guardar las cositas de la boda… que en algún lado hay que llevar las alpargatas post-taconazos.

En el librito de misa (muy útil sobre todo para seguir las oraciones en un idioma distinto al tuyo!) utilizamos el skyline de Bérgamo, con un efecto acuarela y sus nombres, fecha y logo para identificarlos.



Para el seatting plan organizamos un mapa antiguo (Soraya es súper fan de esta estética) con etiquetas en las que colocamos los nombres de los invitados. Cada mesa era una ciudad en la que han vivido o en la que estarían celebrando su luna de miel! A mi me tocó viajar a New York!




En las minutas de menú volvimos a incluir el globo, con la fecha y la ciudad, en italiano. Sencillo pero unificador.




La boda fue genial, íntima, en un exterior maravilloso en un restaurante en la Città Alta en el que nos trataron a las mil maravillas. Un ambiente muy distendido, con diferentes bufetes antes y después de la cena (el de los helados me requeteencantó!). Además de estar rodeados de jardines con flores preciosas, utilizaron estas mismas en la decoración de las mesas y rincones, todo muy natural. 

Colocamos un rinconcito de firmas y deseos en el que dejar un mensaje a los novios, debajo de unos árboles maravillosos, un espacio muy íntimo y acogedor. 
Había que “enviar” una postal de las que diseñamos para ellos. Podías elegir una de alguna de las ciudades en las que han vivido, escribirles lo que quisieras y sellarla! 




La tarta fue estupenda, a mi me encantó! además de ser buenísima de stracciatella (y es que en este restaurante inventaron este sabor!!) era muy fina, natural y acorde con todo lo que habíamos dispuesto!


Y bueno, para terminar, la anécdota de la boda… a poco quemamos Italia! Quisimos lanzar unos cuantos farolillos de luz al cielo para los recién casados en una noche de bastante viento y como podéis imaginar, no fue una buena idea! así que tuvimos que abortar la misión a medio camino! (el camarero estaba allí para que no le quemásemos el restaurante!!)
¿Pero sabéis qué? solo uno de los farolillos voló, hasta el infinito y mas allá… el de los novios!!!
Enhorabuena Soraya y Alessandro!


1 Comentario

  1. by CakeArt Lab on 3 julio, 2013  10:42 pm Responder

    Que preciosa boda y que bonito es todo, yo también quiero vivir mi boda italiana otra vez jejeje

Deja una respuesta

Your email address will not be published.