Tips para la Candy Bar perfecta

Las Candy Bar, mesas de dulces o dessert table son uno de los decorados que se han hecho imprescindibles en cualquier fiesta que se tercie. La mayor parte de vosotros sabéis de qué hablo, pero para quien no, decir que son mesas en las que presentamos mayormente dulces, chucherías, postres y demás delicias colocadas de una forma cuidada, con una decoración acorde al evento y temática si la hubiera.

Son un elemento decorativo muy resultón y útil, es una forma de presentar los dulces que viste nuestro evento como ninguno.

Hoy en día se colocan en bodas, cumpleaños, bautizos, comuniones, aniversarios, baby showers… incluso en eventos de empresa.

Hay cosas que en mi opinión no pueden faltar en una buena mesa de dulces, como la papelería personalizada y la vajilla adecuada, pero antes que eso hay bases que debéis seguir si queréis no terminar con una mesa de esas que, con mucho cariño, ponían nuestras madres cuando teníamos 5 años… de esas con muchos globos de colores estridentes y vasos de un color y platos de plástico de otro (las cosas hechas con amor son más bonitas siempre, pero no quiere decir que por ello sean elegantes).

Cuando pensáis en vuestra boda o evento debéis pensar en la totalidad, en el estilo general, en que todo esté acompasado. Desde luego la mejor opción para que todo esté perfectamente coordinado y decorado es la contratación de una wedding planner o event planner que os ayude a verlo todo con perspectiva, pero igualmente para que tengáis una mejor idea de cómo plantear vuestra Candy Bar, os damos unas bases iniciales que creemos os pueden resultar muy útiles.

Clave 1: la gama cromática

Si queréis coordinar vuestra fiesta y no equivocaros os recomendamos elegir una gama cromática controlada que nos dará armonía.

La elección de los colores es muy importante en función del evento, no es lo mismo decorar un bautizo que una boda que un cumpleaños, que hacer una decoración para un evento de empresa. Los cumpleaños nos permiten mas licencias con el color, pero las bodas, bautizos y comuniones deberían tener un punto más elegante en principio (aunque las reglas en ocasiones estén para saltárselas).

Podéis elegir un par de colores o tres que combinen, o toda una gama de colores como margen.

Si elegimos tres colores, solo uno podrá ser el “protagonista”, ese color podrá ser más potente pero lo combinaremos entonces con colores más neutros . Por ejemplo, si elegís un tono con personalidad como un morado, un rojo o un dorado será mejor que los combinéis con tonos neutros o suaves como blancos, grises, tonos pastel… Las combinaciones con blancos, cremas y tonos pastel siempre os darán ese punto de elegancia que posiblemente busquéis.

Nosotros en el caso del bautizo de Martina elegimos el rosa como color principal y el gris y el blanco como apoyo. Intentamos que toda la pastelería y las chucherías no fueran rosas muy fuertes, ya que era para un bebé.

En la boda de Marino y Sandra el dorado fue el protagonista de la decoración, pero para no cargar, combinamos estos tonos con blancos y algunos tonos tostados que aportaron el toque elegante. En ocasiones los dulces nos marcarán mucho, hay dulces que puedes controlar más como nuestra tarta de boda dorada y blanca y otros en los que te verás más reducido como las gominolas.

mesa de dulces-boda-sweet-emotion

Si sólo elegís dos tonos será mucho más fácil, aunque debéis seguir la misma regla. Si uno de los colores tiene mucha potencia, el otro debe ser neutro.

En este caso os enseñamos una mesa en amarillo y blanco que hicimos para la boda de Carlos y Elena. El amarillo venía dado por su gusto por los girasoles, que fueron los que guiaron toda la decoración.

Todas las chucherías estaban elegidas por el color y colocamos también limonada que nos dio el toque fresco.

En la comunión de Carmen, inspirada en la serie de Disney Violetta, utilizamos el lila combinándolo con blanco, para que no quedara una mesa estridente.

Diseñamos para presidir la mesa una tarta de volantes blancos que suavizaba el color violeta con lunares.

candy bar-comunion-sweet emotion

La tercera opción es que elijáis toda una gama de colores vecinos, como por ejemplo una Candy Bar en tonos rosas. En este caso podréis utilizar diferentes rosas que vayan desde el rosa palo (o incluso el blanco) hasta rosas potentes como el fucsia, incluso el rojo.

O como hicimos nosotros en este caso, elegir todos los colores pastel, colores que no fueran muy potentes y que entre sí combinaran a la perfección. En nuestro caso nos apoyamos en la guirnalda como elemento decorativo y pusimos muchas en en fondo y en las decoraciones de la pastelería.

Gracias de nuevo a Noelia Jiménez Fotografía por las fotos de la boda de M+S y a Carlos de Dclick por estas últimas fotos de la boda de Y+F

En los próximos posts os daremos otras claves importantes para que vuestra mesa de dulces sea increíble.